Agua termal. Calmante y anti-irritante para pieles sensibles. Tiene el poder de reequilibrar tu piel, con un potencial de restaurar y preservar un pH constante. Esto permite que la piel combata el desequilibrio ácido-base, que se forma como resultado de agresiones externas como la contaminación.

  • Calmante.
  • Hidratante.
  • Anti-envejecimiento.
  • Cicatrizante.

Presentación: 100 ml.