El ABC para la belleza masculina

Hasta no hace tanto, un poco de colonia y un jabón que hiciera espuma al momento de afeitarse bastaba. Ellos veían extrañados nuestros rituales de belleza y se jactaban de que «cuidarse era sólo cosa de mujeres». Pero las tendencias cambian y ahora los hombres también quieren mantener su piel cuidada, sentirse bien perfumados y lograr un aspecto más joven y lozano. Pero ¿qué productos tienen que elegir? ¿En qué se diferencia su piel? Aquí una miniguía de belleza.

Uno de los principios básicos de la cosmética masculina es que ellos deben echar mano a sus propios productos. Si bien muchas veces hombres y mujeres utilizan los mismos, los especialistas en dermatología recomiendan no hacerlo. Las cremas para la mujer, por ejemplo, tienen texturas más densas, las cuales no son cómodas para la piel del varón. Debido al crecimiento de barba y su continuo rasurado, los hombres tienen la capa córnea engrosada y a su vez presentan un mayor número de glándulas sebáceas, lo que contribuye a que su dermis sea más grasosa que la de las mujeres. Por esta razón, ellos necesitan usar cremas que contengan la menor cantidad de grasa posible, y para eso se debe tener en cuenta el vehículo del producto en primera instancia; es decir, que sea de texturas livianas, que tienda a equilibrar la piel y a eliminar el exceso de sebo, sin deshidratarla.

Por otra parte, el fotoenvejecimiento causado por las agresiones ambientales como el sol, el viento o la contaminación, corre para hombres y mujeres de igual manera. De hecho, el fotoenvejecimiento se produce más en el hombre. A edades similares, el varón suele tener más fotodaño, es decir, mayor cantidad de manchas y arrugas que la mujer, ya que se protege y se cuida menos. Por eso, es fundamental que el hombre higienice e hidrate su piel desde temprano.

Para los adolescentes con acné, se recomiendan bactericidas y descongestivos que vienen en jabones antisépticos y geles seboreguladores. En el caso de los jóvenes con piel sensible, que tienen muchos problemas al afeitarse, se utilizan productos a base de avena para suavizar la piel, como emulsiones descongestivas o cremas para afeitar. También se aconsejan inhibidores del crecimiento del vello para espaciar las afeitadas.

A partir de los 30 años, conviene usar una crema humectante con antioxidantes y retinol, ideal para colocarla por la mañana después de afeitarse: DAYWEAR, y con vitaminas para la noche SILKNIGHTWEAR. Para los mayores de 40 años, emulsiones hidratantes, antioxidantes y despigmentantes. Hay que tener en cuenta que a esa edad la piel masculina empieza a hacer comedones (puntos negros) que requieren limpiezas más específicas, tratamientos dermatológicos como los peelings y diferentes lásers que van a ayudar no sólo a mejorar la calidad de la piel, sino que también actuarán en forma preventiva. Y para los de 50 en adelante, se recomiendan productos antiage, sérums para el contorno de ojos, scrub facial para afinar los poros y despigmentantes.

Con respecto a la rutina de higiene, lo ideal sería que se hagan una limpieza por la noche con una solución de pH neutro con gel jabonoso si la piel es grasa, para retirar secreciones o cualquier otro tipo de sustancia que puede acumularse.

Es muy importante que usen, igual que nosotras, siempre protector solar al estar al aire libre o cuando realiza actividades físicas, sin importar la edad. Los de toque seco son ideales para pieles mixtas y grasas, ya que no dejan brillo ni oleosidad en la cara.